Incapacidad física adquirida

Incapacidad física adquirida
  la pérdida parcial o total de la capacidad innata de un individuo, ya sea por causas relacionadas con enfermedades congénitas o adquiridas, o por lesiones que determinan una merma en las capacidades de la persona, especialmente en lo referente a la anatomía y la función de un órgano, miembro o sentido.
Es una compleja red de efectos de las anteriores causas, que tiene consecuencias médicas, jurídicas, sociales y económicas de diversa índole.
Muchas incapacidades están asociadas a accidentes ocurridos en oportunidad o circunstancia del trabajo (incapacidad permanente); en tanto que otras incapacidades físicas provienen de accidentes viales, tanto automovilísticos como ferroviarios, también se desencadenan por secuelas de lesiones deportivas, estas últimas tanto de los denominados deportes de contacto, como de los llamados deportes extremos.

Incapacidad física  congénita es aquella que se manifiesta desde el nacimiento, ya sea producida por un trastorno ocurrido durante el desarrollo embrionario, durante el parto, o como consecuencia de un defecto hereditario.
Las exposiciones a productos químicos en el medio ambiente pueden perjudicar la función reproductiva humana de muchas maneras. Los sistemas reproductivos masculinos y femeninos son importantes sistemas de órganos, los cuales son sensibles a numerosos agentes químicos y físicos. La amplia gama de resultados reproductivos adversos incluye una reducción en la fertilidad, abortos espontáneos, bajo peso al nacer, malformaciones y deficiencias del desarrollo.



Las incapacidad síquica congénita  son anomalías en el proceso de aprendizaje entendidas como la adquisición lenta e incompleta de las habilidades cognitivas durante el desarrollo humano que conduce finalmente a limitaciones sustanciales en el desarrollo corriente.</Ref> Se caracteriza por un funcionamiento intelectual muy variable que tiene lugar junto a circunstancias asociadas en dos o más de las siguientes áreas de habilidades adaptativas: comunicación, cuidado personal, vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad, autogobierno, salud y seguridad, habilidades académicas funcionales, ocio y trabajo.
Constructo de la discapacidad intelectual
La discapacidad intelectual según la asociación Americana de discapacidades intelectuales o del desarrollo AAIDD supuso desde 2002 una renovación del planteamiento tradicional en favor de un enfoque multidimensional del individuo, definiendo la discapacidad intelectual a través de distintos aspectos de la persona (psicológicos / emocionales; físicos / salud) así como del ambiente en el que se desenvuelve. En este sentido, se parte de premisas que se sustentan en la existencia no sólo de limitaciones, sino también de capacidades, de modo que disponiendo de los apoyos necesarios en el tiempo, la persona con discapacidad pueda obtener resultados personales satisfactorios en su calidad de vida.1 Las que se describen a continuación son una forma de caracterizar que marca niveles pero no es suficientemente objetiva y puede llevar a errores en los resultados.


Las causa de conducta desarrollada
Una persona  puede mostrar una conducta agresiva por muy diversos motivos, puede ser debido a algún trastorno de tipo neurológico, como consecuencia de una relación conflictiva con sus padres o por problemas en el colegio. Sea como sea, este tipo de conducta va a tener graves consecuencias en su desarrollo social y emocional.

Las personas que responden de forma agresiva no suelen encajar bien en la sociedad y tienen muchos problemas en sus relaciones personales, e incluso a la hora de desarrollarse profesionalmente. Lo mismo sucede con los menores.


causas diagnóstico y conducta
Las causas que aquí se refieren son las célebres cuatro causas de Aristóteles. Como se recordará, son la causa material, la formal, la eficiente y la final. La causa material pregunta por la materia de la que está hecha alguna cosa. Por ejemplo, una estatua puede estar hecha de mármol. La causa formal pregunta por la esencia de algo en el sentido de qué es. Así, por ejemplo, esa estatua es la estatua de Atenea. La causa eficiente pregunta por quién lo hizo. Así, podría ser una estatua de Fidias. La causa final pregunta por el fin, la función o para qué sirve algo. Así, la estatua de Atenea podría servir para mostrar la grandeza de la Acrópolis de Atenas.
Las cuatro causas aplicadas a la conducta
La causa material de la conducta preguntaría, cómo no, por la materia de la conducta, de qué se hace o de dónde sale la conducta. Podría decirse, como así dice el autor que probablemente ha sido el primero en aplicarlas de modo sistemático a la conducta (Killeen, 2001), que la materia de la conducta consistiría en el substrato del sistema nervioso; lo que en general se designa como ‘bases biológicas de la conducta’.
La causa formal de la conducta preguntaría por la forma en el sentido del modelo que sigue o adopta. A este respecto, Killeen (2001) ha identificado la forma con la ‘contingencia de tres términos’ (estímulo discriminativo – conducta operante – consecuencia o reforzador). Sin embargo, esta forma es el modelo del científico para analizar la conducta (el modelo, en particular, del ‘analista de la conducta’).
La causa formal pregunta propiamente por el modelo que sigue o en el que se basa el agente de la conducta. Así, el modelo de Atenea lo habría tomado Fidias de la mujer griega (como otras versiones de Atenea siguen el modelo de Fidias). La cuestión aquí es que la psique humana tiene capacidad para tomar la forma sin la materia y de ponerla en acto y a partir de ahí, quizá llegar a tener competencia y potencia para hacerlo de la mejor manera posible. Recuérdese que para Aristóteles, la psique es ‘forma de formas’, comparable a la mano que sería ‘instrumento de instrumentos’, y de ahí su capacidad para tomar y dar formas sin materia (el que instruye a otro no lo hace metiéndole los libros en la cabeza), aunque tampoco lo hace inmaterialmente, pues las formas son realidades hechas o susceptibles de serlo.

Físico  Adquirido


El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es la afectación de las estructuras encefálicas en personas que, habiendo nacido sin ningún tipo de daño cerebral, sufren en un momento posterior de su vida lesiones cerebrales que llevan a una afectación del funcionamiento cognitivo, emocional, conductual y/o físico

Incidencia y Prevalencia

En España, los últimos datos publicados* estiman que la incidencia es de 124-323 / 100.000 habitantes/ año, con una prevalencia estimada de 600-800 casos/ 100.000 habitantes/ año. La mortalidad se sitúa en torno a unas 25.000 muertes anuales.2

Etiología

Las principales causas son:
·         ICTUS o Accidentes Cerebrovasculares (ACV)
·         Traumatismos Craneoencefálicos (TCE)
·         Tumores cerebralesTumores Cerebrales


congénita psíquica
es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales, por ello se denomina también trisomía del par 21. Se caracteriza por la presencia de un grado variable de discapacidad cognitiva y unos rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible. Debe su nombre a John Langdon Down que fue el primero en describir esta alteración genética en 1866, aunque nunca llegó a descubrir las causas que la producían. En julio de 1958 un joven investigador llamado Jérôme Lejeune descubrió que el síndrome es una alteración en el mencionado par de cromosomas.

No se conocen con exactitud las causas que provocan el exceso cromosómico, aunque se relaciona estadísticamente con una edad materna superior a los 35 años. Las personas con síndrome de Down tienen una probabilidad superior a la de la población general de padecer algunas enfermedades, especialmente de corazón, sistema digestivo y sistema endocrino, debido al exceso de proteínas sintetizadas por el cromosoma de más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario