La reorganización



 del encéfalo como resultado de la experiencia no se limita a las ratas. Por ejemplo, los violinistas, violonchelistas y otros músicos de cuerdas pasan años desarrollando sensibilidad y destreza precisas de la mano izquierda. Los investigadores han encontrado que el área del encéfalo de los músicos asociada con la sensación de la mano izquierda es más grande que el área que representa la mano derecha (que emplean los músicos para hacer movimientos del arco) y más grande que el área de la mano izquierda en personas que no son músicos (Elbert, Pantev, Wienbruch, Rockstroh y Taub, 1995). En la gente sorda, un área del encéfalo que por lo regular es responsable de la audición se reconecta para leer los labios y el lenguaje de signos (Bosworth y Dobkins, 1999). La experiencia también causa cambios en la fuerza de la comunicación entre sinapsis. La estimulación de la mano izquierda de los músicos de cuerdas produce un fuerte incremento en la actividad nerviosa, pero una respuesta comparativamente débil en personas que no son músicos (Elbert et al., 1995). Un hecho interesante es que este efecto es más pronunciado en el caso de los músicos que empezaron a tocar un instrumento de cuerdas antes de los 12 años. Otros investigadores han estudiado este fenómeno a nivel celular (Bliss y Collingridge, 1993; Nicoll y Malenka, 1999). Cuando las neuronas del hipocampo (una estructura encefálica implicada en la formación de recuerdos tanto en seres humanos como en animales) son estimuladas por un pulso eléctrico, la respuesta inicial en las neuronas cercanas es muy débil. Pero la estimulación repetida de la misma trayectoria ocasiona que las neuronas cercanas respondan vigorosamente, un efecto que dura semanas después de que se detiene la estimulación. La potenciación de largo plazo (PLP), como se llama, parece ayudar al encéfalo a aprender y almacenar nueva información (Martínez, Barea-Rodríguez y Derrick, 1998). Hemos visto que la experiencia puede dar lugar a cambios notables en el número y complejidad de las conexiones sinápticas en el encéfalo; es decir, en las conexiones entre neuronas. ¿Puede la experiencia producir también nuevas neuronas? Durante muchos años, los psicólogos creyeron que los organismos nacen con toda la dotación de células cerebrales que tendrán por siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario