La sinapsis Las neuronas



 no están directamente conectadas como eslabones de una cadena. Más bien están separadas por un pequeño hueco, llamado espacio sináptico o hendidura sináptica, donde el axón terminal de una neurona casi toca las dendritas o el cuerpo celular de otras neuronas. Cuando una neurona descarga, un impulso se desplaza hacia abajo del axón, a través de las ramas terminales, hacia un pequeño abultamiento llamado botón terminal o botón sináptico. Se llama sinapsis al área entera compuesta por los axones terminales de una neurona, el espacio sináptico y las dendritas y cuerpo celular de la siguiente neurona (vea la figura 2-4). Para que el impulso nervioso avance a la siguiente neurona, de alguna forma debe cruzar el espacio sináptico. Resulta tentador imaginar que el impulso nervioso simplemente salta a través del hueco como una chispa eléctrica, pero en realidad son sustancias químicas las que realizan la transferencia. Lo que de hecho sucede es lo siguiente: la mayoría de los axones terminales contienen una serie de minúsculos sacos ovales llamados vesículas sinápticas (vea la figura 2-4). Cuando el impulso nervioso alcanza el extremo de las terminales, ocasiona que esas vesículas liberen varias cantidades de sustancias químicas llamadas neurotransmisores en el espacio sináptico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario