Las células receptoras



La retina de cada ojo contiene las células receptoras responsables de la visión. Dichas células sólo son sensibles a una fracción del espectro de energía electromagnética, el cual incluye a la luz junto con otras energías (vea la figura 3-5). La retina contiene dos tipos de células receptoras, los bastones y los conos, nombres que obedecen a su forma característica (vea la figura 3-6). La retina de cada ojo contiene alrededor de 120 millones de bastones y 8 millones de conos. Los bastones responden a diversos grados o intensidades de luz y oscuridad, pero no a los colores; son los principales responsables de la visión nocturna. Los conos nos permiten ver colores así como luz y oscuridad. Al operar sobre todo en la luz del día, los conos son menos sensibles a la luz que los bastones (MacLeod, 1978). Los conos, al igual que la película de color, trabajan mejor en presencia de una luz relativamente brillante. Los bastones más sensibles, como una película blanco y negro, responden a niveles mucho menores de iluminación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario