Psicología forense


Esta especialidad está orientada a cubrir necesidades que aparecen en el seno del sistema judicial. Un psicólogo forense recopila, analiza y presenta pruebas de tipo psicológico que van a ser tenidas en cuenta en procesos judiciales. Por ejemplo, puede evaluar a una persona investigada para examinar la posibilidad de que tenga trastornos mentales, o bien aporta pruebas que refuerzan la hipótesis de que una persona tiene falsos recuerdos.
A diferencia de lo que ocurre durante la psicoterapia, en la que también se recopila y se analiza información relacionada con el comportamiento de una persona concreta, en la evaluación psicológica forense los intereses del psicólogo o psicóloga y los de la persona examinada no coinciden. De hecho, entre las tareas que tiene el psicólogo forense se encuentra la de explorar la posibilidad de que la persona examinada esté mintiendo para hacer valer una versión de los hechos que le beneficie.
Además de todo esto, la rama de la psicología forense está relacionada con la creación de perfiles psicológicos de criminales para ayudar en las tareas de búsqueda y captura

No hay comentarios.:

Publicar un comentario