Steven Pinker


Steven Pinker (Montreal, 18 de septiembre de 1954) es conocido por sus teorías acerca del lenguaje como un mecanismo de adaptación al medio tallado por la evolución y por ser uno de los psicólogos más famosos de entre los que se adscriben a la psicología evolucionista.
Brillante escritor, Pinker ejerce como profesor en la prestigiosa universidad de Harvard, siendo una eminencia en los campos de la percepción y del desarrollo del lenguaje en la niñez. A este respecto, el canadiense defiende la polémica idea de que el lenguaje humano es una adaptación biológica modelada por la selección natural.

La nueva investigación de la mente

Hasta el siglo XIX, la tarea de muchos filósofos había sido crear teorías sobre el funcionamiento de la mente humana basadas en la especulación. Autores como David Hume o René Descartes hablaban sobre la naturaleza de las ideas y el modo en el que percibimos nuestro entorno, pero no construían sus teorías a partir de la experimentación y la medición. A fin de cuentas, su trabajo era examinar las ideas y los conceptos más que explicar de manera pormenorizada cómo es el cuerpo humano. Descartes, por ejemplo, hablaba sobre las ideas innatas no porque hubiera llegado a la conclusión de que estas existen a partir de experimentos controlados, sino a partir de la reflexión.
Sin embargo, en la época de Wundt el desarrollo del  estudio del cerebro y los avances en materia de estadística contribuyeron a que se fueran preparando las bases necesarias para que se pudiera empezar a estudiar el comportamiento y la sensación mediante instrumentos de medición. Francis Galton, por ejemplo, desarrolló los primeros test para medir la inteligencia, y hacia 1850 Gustav Fechner empezó a estudiar el modo en el que la estimulación física produce sensaciones según su intensidad y el modo en el que son estimulados nuestros sentidos.

Wundt llevó más allá el estudio científico de la mente al pretender generar teorías sobre el funcionamiento global de la consciencia basadas en la experimentación. Si Galton había pretendido describir las diferencias psicológicas entre las personas para hallar tendencias estadísticas y Fechner había utilizado las pruebas de laboratorio para estudiar la sensación (un nivel muy básico de consciencia), Wundt quería combinar la estadística y el método experimental para generar una imagen de los mecanismos más profundos de la mente. Es por eso que decidió dejar de impartir clases de fisiología en la Universidad de Heidelberg para pasar a investigar en Leipzig los procesos mentales más abstractos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario