Una chica se harta de los acosadores y cuelga un selfie con cada uno de ellos

La paciencia tiene un límite. Es lo que debió pensar Noa Jansma, una estudiante de 20 años procedente de Ámsterdam que ha documentado mediante selfies con sus acosadores a través de una cuenta de instagram la violencia verbal que sufre cada día por parte de varios hombres por la calle. 
"Sé lo que haría contigo, baby", "Mmmm, ¿quieres besarme?", "¡Sexy! ¿Quieres subirte a mi coche?" o "Chica, ¿a dónde vas sola?" son varias de las frases machistas y repugnantes con las que ha tenido que vivir Jansma día tras día, hasta que decidió armarse de valor, enfrentarse a estos hombres machistas degenerados y ponerles cara ante la sociedad.

Noa lo tuvo claro: no se debe tolerar ningún tipo de actitud ni comentario que afecte a la integridad de la mujer, ya sea física o moral. Si la sociedad lo permite, está contribuyendo a perpetuar el machismo y el patriarcado que cosifica a la mujer. Por lo tanto, la adolescente decidió encararse a ellos de una manera pacífica: tras ser grabada por dos hombres, decidió lanzar una cuenta de instagram llamada @dearcatcallers -en referencia a los acosadores callejeros- y, durante un mes, colgó un selfie con cada hombre que la acosaba, piropeaba o se le insinuaba mientras invadía su espacio y su intimidad.
En las fotografías, Noa aparece con un semblante serio y neutro. Para lograr las imágenes, les hacía creer que el piropo del acosador "caía en gracia" y les pedía posar sonrientes ante la cámara. Lo que no sabían estos 'catcallers' es que su actitud machista y repugnante sería mostrada en Internet ante todo el planeta Tierra: 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario